Viajar, nos arraiga, nos da una identidad, hace que nuestra creatividad se amplíe al ver otras maneras de vivir y nos hace querer saber más e ir más allá; apreciamos de dónde venimos y lo que tenemos en nuestro lugar de origen.

leer más